Introducción a la Doctrina Social de la Iglesia

José Luis Gutiérrez García

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ariel. Barcelona (2001). 520 págs. 24,01 €.

José Luis Gutiérrez, director del Instituto de Humanidades en la Universidad San Pablo-CEU, es bien conocido como experto en doctrina social de la Iglesia. Este libro es una excelente obra que expone de forma clara, concisa y hasta breve los principales capítulos del magisterio social católico. Como explica el propio autor en la presentación, se trata de un vademécum, pero no sólo de disciplina académica -que lo es-, sino para la vida.

El texto comienza con una parte general que se desarrolla en trece cortos capítulos. Tras la introducción a la doctrina social y su contenido, se explican los principios de solidaridad, convergencia en el bien común, subsidiariedad, participación, concepción orgánica de la vida social y justicia social. A continuación el autor realiza un resumen de la doctrina social en el Vaticano II, aborda la dimensión histórica de esta doctrina y explica el retrato del hombre contemporáneo según la enseñanza de la Iglesia.

La parte especial, considerablemente más extensa, se estructura en torno a seis grandes tratados. El primero versa sobre el matrimonio, la familia, la educación y la dignidad de la mujer. El tratado de la cultura aborda, entre otros, la Iglesia y el arte, la ciencia y la fe, y el magisterio de la historia. A continuación se desarrolla el tratado de comunidad política, donde se trata de la autoridad, la democracia, los sistemas políticos, la paz, las relaciones entre la Iglesia y el Estado, etc. El tratado de economía está extensamente desarrollado en diez lecciones dedicadas al sentido de la economía, el trabajo, la empresa, el salario, el derecho a la propiedad, las asociaciones laborales y los sindicatos, y el desarrollo económico. El quinto tratado es sobre el Derecho y aborda el orden social y el ordenamiento jurídico, el positivismo jurídico y la tolerancia y el permisivismo. La obra concluye con el tratado sobre la información, que incluye cuatro lecciones que tratan de los medios de comunicación social, el derecho a la información, la información en la crisis contemporánea y los católicos y la comunicación social.

El interés de este compendio de la doctrina social radica tanto en el hecho de que en una sola obra se haya podido reunir parte general y especial, como en la evidente claridad expositiva del autor. La profundidad y densidad de estas páginas no están reñidas, así, con la agilidad del autor en sus explicaciones ni, tampoco, con breves consideraciones ascéticas. Es por tanto una obra de referencia de recomendable lectura en su totalidad y, en cualquier caso, también un práctico manual de consulta para un amplio público.

Aurora Pimentel

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares