Hasta siempre, mujercitas

Marcela Serrano

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Planeta. Barcelona (2004). 286 págs. 20 €.

En el Chile actual, cuatro mujeres de mediana edad, primas hermanas entre sí, van evocando su propia historia. La autora las identifica con cada una de las también cuatro protagonistas de “Mujercitas”, la novela de Louise M. Alcott, título clásico de la literatura norteamericana del siglo XIX. El ama de casa, la intelectual, la generosa y enfermiza y la ambiciosa aparecen aquí retratadas con rasgos que actualizan los que la escritora norteamericana atribuyó a sus “mujercitas”. A través de ellas se pretende reflejar la sociedad chilena a lo largo de la segunda mitad del siglo XX y la problemática femenina de ese período, caracterizada por un rápido y brusco cambio de mentalidad.

La narración, articulada en torno al recuerdo de la gran casona de campo que perteneció a la familia antes de que se arruinara, resulta poco original, no sólo por este planteamiento, tan utilizado ya en la literatura hispanoamericana: además, las situaciones son muy convencionales y los personajes están trazados con arreglo a patrones bastante tópicos y triviales. Por otra parte, las cuatro protagonistas, nada relevantes en su dimensión humana, difieren mucho de sus supuestos modelos, en tanto que la estricta moral religiosa de aquéllas se corresponde con una absoluta falta de principios de tal naturaleza en éstas. Su modo de pensar y actuar se inspira en patrones materialistas y hedonistas, no sólo en materia sexual, aunque las referencias más explícitas sean las que se refieren a este aspecto.

Pilar de Cecilia