Elegancia prestada

TÍTULO ORIGINALBorrowed Finery

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Turner. Madrid (2004). 274 págs. 19 €. Traducción: Jordi Doce y Nuria González Oliver.

Paula Fox, autora estadounidense descendiente de españoles, es conocida principalmente como escritora de relatos para niños. En “Elegancia prestada” cambia de registro para narrar su infancia y adolescencia, desde regiones remotas olvidadas por el sueño americano hasta su primer trabajo en Nueva York, pasando por la Cuba de sus antepasados.

El relato de Fox está marcado por la ausencia de sus padres, que de modo intermitente entran y salen de los capítulos para abandonarla a la tutela de otras personas, mudarse de un lugar a otro o mostrarle su indiferencia. Como la autora advierte al comienzo, la idea del libro nace como un intento de encontrar respuesta a esta carencia de afecto que marcó los primeros años de su vida. Su autobiografía avanza a saltos cortos y rápidos, de unas ciudades a otras, de unos personajes a otros. Son pocas las ocasiones en las que la autora se detiene para organizar en un conjunto con sentido la pluralidad de anécdotas, escenarios y protagonistas. Más que desembocar en unas memorias con cierta profundidad, la narración acaba por disiparse en una crónica de sucesos, privando al lector de la información que le permita saber qué es lo importante y qué lo accesorio de los episodios.

A esta carencia, tanto del modo de contar como del contenido, hay que añadir que Paula Fox no es un personaje demasiado célebre (hecho en el que radica el éxito de la mayoría de biografías), por lo que el libro tiene el doble lastre de no generar interés ni por sí mismo ni como acercamiento a la figura de su autora.

Esther de Prado Francia