El vuelo de la inteligencia

José Antonio Marina

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Plaza & Janés. Barcelona (2000). 220 págs. 925 ptas.

Este ensayo relata el vuelo que la inteligencia humana emprendió hace 5 millones de años. La descripción de este vuelo resulta en muchos puntos familiar al lector habitual de Marina. Al igual que en otras obras suyas, la inteligencia aparece como una capacidad eminentemente práctica, merced a la cual el hombre puede sobrevivir y crear todos los elementos que necesita para desarrollarse; en primer lugar, el lenguaje, la gran herramienta inventada por la inteligencia para desarrollar su humanidad.

La inteligencia, para el autor, no es una facultad innata, sino una capacidad que el propio hombre construye y desarrolla. En realidad, el vuelo de la inteligencia no es sino el trabajo que esa capacidad humana viene realizando en su esfuerzo para superarse a sí misma. El vuelo y el trabajo de la inteligencia no están concluidos y, por eso, en este libro se desea esbozar un proyecto de inteligencia resuelta, en el doble sentido de inteligencia decidida y con capacidad de resolver los problemas que la existencia humana plantea.

Según Marina, el vuelo de la inteligencia -el proyecto de inteligencia- ni es un vuelo solitario ni exclusivamente psicológico: es un proyecto colectivo -social- y ético. No es un vuelo solitario porque la consecución de las metas personales exige que se realicen las metas sociales. Esto significa que también la colectividad debe comportarse inteligentemente. Y debe ser necesariamente ético, pues tanto la inteligencia individual como la colectiva han descubierto en la ética la gran creación exigida para alcanzar la felicidad. La ética nos indica el camino de la felicidad personal y, a través del derecho, articula la inteligencia personal y la colectiva, para que los logros sociales jueguen a favor de la felicidad de las personas.

Marina demuestra toda su capacidad de sugerencia y de expresar comprensible y brillantemente para un público no especializado el fascinante mundo de la inteligencia humana, es decir, de lo específicamente humano; y ello, articulando en una síntesis coherente y clarificadora el cúmulo de conocimientos más recientemente desarrollados por las ciencias humanas.

Francisco Santamaría

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares