El sentimiento

José María Guelbenzu

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alianza. Madrid (1995). 451 págs. 2.600 ptas.

José María Guelbenzu (1944) se dio a conocer en la década de los 60 con una novela de máxima complejidad técnica -El mercurio-, en la que retrataba una juventud intelectual desencantada. Desde entonces ha ido depurando su vanguardismo y combinándolo con elementos tradicionales, en novelas como El río de la luna (1981) o La mirada (1987). En ellas, ahonda en las relaciones personales, “lo único que, al cambiar, podría cambiarlo todo”.

En esta línea de modernidad y tradición se inscribe su última obra, El sentimiento, de título significativo. Novela psicológica, amorosa, introspectiva, que reflexiona sobre los sentimientos de dos mujeres muy distintas, Isabel y Diana, que viven en la España actual.

Isabel, de clase social baja y formación fragmentaria, se convierte en lo que hoy se llama una mujer liberada y triunfadora en un competitivo mundo profesional y masculino. Diana, la otra cara de la moneda, de familia rica y formación cuidada y tradicional, es la esposa de un hombre brillante, y una madre entregada. Sus vidas, tan alejadas, se cruzan indirectamente a través del marido de Diana. Ellas nunca se encuentran, pero el lector las ve vivir y respirar en el mismo Madrid actual y confuso.

La historia transcurre lenta, fragmentaria, con continuas vueltas al pasado que pueden desconcertar al lector poco atento. Destaca el mundo de los sentimientos femeninos, en medio de una cierta asfixia egoísta. La técnica empleada por José María Guelbenzu requiere en el lector una cierta costumbre de acceso a obras literarias de técnica compleja.

Magdalena Velasco

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares