El juego de las preguntas

TÍTULO ORIGINALDas Spiel vom Fragen oder Die Reise Zum Sonorem Land

GÉNERO

Alfaguara. Madrid (1992). 146 págs. 1.250 ptas.

Siete curiosos personajes, que simbolizan las distintas edades del hombre o diferentes posturas ante la existencia, recorren el viaje de la vida dialogando a lo largo de las tres escenas de El juego de las preguntas. Es una obra de teatro que recoge algunos temas de la literatura universal, el ya citado de la vida como viaje, o el de la vida como teatro. A lo largo de las acotaciones también se sugiere el tópico literario del encuentro del alma en un lugar paradisíaco, que quizá sea el último sentido de la obra de Handke, aunque nunca aparezca explícito.

Peter Handke (Austria, 1942) se acerca a la naturaleza humana con comprensión y refleja a través de esos personajes la difícil perspectiva del hombre: “No es para que nos contesten a una pregunta por lo que nos hemos puesto en camino, sino para que en el silencio del lugar de los antiguos oráculos, cada uno descubra cuál es su pregunta”. Y, aunque nada le es ajeno, ni el dolor de los viejos, ni la perplejidad de los jóvenes, subraya lo esencial de cada hombre: descubrir el sentido peculiar de su propia vida, no actuar “como réplicas fantasmales de nuestros antecesores”. Aunque, insistimos, nunca se dice claramente a qué se refiere.

A pesar de su reconocido prestigio y éxito, no se refugia Handke en una literatura de simple diversión ni en un crudo nihilismo: “Hay que mantener nuestras heridas abiertas el mayor tiempo posible. Porque tiene que haber una causa”. Es, por tanto, elogiable su esfuerzo por ofrecer en estos días una literatura distinta. Sólo que el oscuro simbolismo de algunos elementos, la casi absoluta falta de acción y las referencias al alemán, ajenas al lector español, hacen que El juego de las preguntas sea una obra espesa en muchos momentos.

No obstante, destaca la variedad de registros del libro. Desde hermosísimas imágenes, a juegos lingüísticos bastante próximos a los experimentos surrealistas, o referencias humorísticas al cine y al teatro.

Pedro L. López Algora

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares