_visd_0000JPG01OKL

El diablo en la Historia

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALThe Devil in History: Communism, Fascism, and Some Lessons of the Twentieth Century

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2015)

Nº PÁGINAS447 págs.

PRECIO PAPEL19 €

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Con este sugerente título, el historiador rumano Vladimir Tismăneanu, testigo de la dictadura de Ceausescu, analiza los totalitarismos nazi y soviético para mostrarnos sus rasgos comunes e intentar entenderlos, aunque señala que “quizás no se pueda comprender del todo (…) porque comprender es casi justificar”.

No se trata de una macabra competición por saber cuántos fueron los muertos de uno u otro totalitarismo. Se busca descubrir por qué unas ideologías políticas que se consideraban científicas, superadoras de la política liberal, y salvíficas, fracasaron. Y el autor da una respuesta clara: la mentira y “la promesa de construir la ciudad de Dios aquí y ahora”.

“El marxismo se derrumbó en el siglo XX porque infravaloró los dilemas existenciales de la condición humana, la necesidad sentida por tantos de fuentes profundas de significado espiritual o cultural”, señala. Cuando el sistema político deja de considerar a sus ciudadanos como personas, cuando quiebran los mecanismos de control como las leyes y las instituciones, y el líder o el partido son las fuentes de legitimidad, las personas son simples números susceptibles de ser purgados por el bien del sistema. Para el historiador rumano, el totalitarismo fue una nueva construcción política, social y cultural que primero interrumpió y luego destruyó la distinción clásica entre el bien y el mal.

La decadencia del totalitarismo soviético se produjo cuando los dirigentes comunistas dejaron de creer en esa mentira y fabricaron un nuevo socialismo de rostro humano. Esta rectificación permitió un pensamiento heterodoxo que abrió la puerta a una incipiente sociedad civil. Pero “la reconciliación y la curación de una nación deshonrada por el lodazal sangriento del mal depende del reconocimiento e innegociabilidad de la dignidad humana como verdad primordial de la nueva sociedad”.

El diablo en la Historia es un libro que aporta argumentos y dialoga con diferentes autores con un alto grado de teorización: primero, comparando los diversos totalitarismos, y luego, analizando el declive soviético. Aclamado por la prensa norteamericana, Tismăneanu consigue explicar lo inexplicable: la sinrazón de una aparente razón que sustituye a la realidad.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares