El cuaderno de Noah

Emecé. Barcelona (1997). 205 págs. 1.900 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El tema de esta novela es la historia de un amor que llena por completo la vida de la pareja protagonista. La acción comienza en 1932, en Carolina del Sur, cuando ambos apenas han dejado atrás la adolescencia y se prolonga hasta que, ancianos y enfermos, están a punto de celebrar, a finales del siglo, sus bodas de oro. Ni las diferencias sociales y económicas, ni la segunda guerra mundial -que los separó durante años- lograron impedir su matrimonio. Así, tampoco el paso del tiempo, el desgaste cotidiano, el mal de Alzheimer y el cáncer consiguen apagar la fuerza de los sentimientos que los unen. La obra, escrita con un estilo sencillo y expresivo, no es una gran pieza literaria, sino un relato tierno y romántico que exalta la belleza de un vínculo irrompible, capaz de superar todos los obstáculos.

En el declive final, Noah, el marido, escribe en un cuaderno la trayectoria de esta relación, hecha de pasado feliz y presente melancólico, que luego lee a su mujer, tratando de frenar así el olvido que invade la deteriorada mente de ella. Aunque se deje llevar a veces por el sentimentalismo, Nicholas Sparks ha engranado con acierto en la acción una serie de cuestiones muy reales, destacando la importancia de la familia, padres e hijos, como fuente de estabilidad afectiva y vital y como el mejor cuidado paliativo para el dolor inevitable. Una sola y larga descripción de la pasión carnal de los protagonistas desentona de la discreción erótica que caracteriza estas páginas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares