El ciudadano del imperio

TÍTULO ORIGINALRender Unto Caesar

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ediciones B. Barcelona (2005). 368 págs. 19 €. Traducción: Borja Folch.

La última novela de la autora de “El faro de Alejandría” (ver servicio 105/97) narra la visita de un egipcio con formación griega a la Roma Imperial para cobrar una deuda familiar. Hermógenes, un comerciante “ciudadano romano” natural de Alejandría, es un hombre recto, insobornable, creyente en los “supuestos valores de la Roma antigua” y muy lógico en su raciocinio. Viaja a la ciudad imperial acompañado por dos esclavos, uno de ellos en calidad de secretario, y se hospeda en casa de un amigo de su padre, Crispo, homosexual. A partir de ese momento, los acontecimientos se suceden por cauces de novela policíaca, porque su deudor, Tario Rufo, no está dispuesto a pagarle. Hermógenes traza diferentes estrategias porque no volverá a Alejandría sin el dinero que merece, estrategias que provocan incidentes graves.

La relevancia de esta novela reside en el discurso personal de Hermógenes, en su metamorfosis interior cuando conoce a una antigua gladiadora llamada Cántabra -que se convierte en su guardaespaldas y finalmente en su concubina-, y en su concepción de la familia, porque con frecuencia recuerda a su hija que ha dejado en Alejandría y a su mujer de la que enviudó.

Resulta necesario conocer las costumbres de la época para situar en su contexto las referencias a la homosexualidad y a la figura de la concubina.

Marosa Montañés

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares