El amante lesbiano

José Luis Sampedro

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Plaza & Janés. Barcelona (1999). 252 págs. 2.950 ptas.

La obra narrativa de José Luis Sampedro ha concedido siempre particular atención a la vertiente sentimental. En este caso, se mueve en el turbulento mundo de la sexualidad, el erotismo y la búsqueda de la identidad. Poco antes de morir, el protagonista reproduce los episodios del pasado que le llevaron a descubrir, por fin, su identidad. Sexo masculino, género femenino, lesbiana y pasiva. Vamos, tan normal como cualquiera, ¡faltaría más, señora! Un cóctel que intenta ser provocativo, pero que rezuma el mensaje políticamente correcto de que todas las combinaciones sexuales son legítimas e igualmente acreedoras a pensión de viudedad.

Este nuevo tipo de moralina acartona una novela escrita con prosa correcta. ¿Para cuándo una novela arriesgadamente transgresora que hable a las claras de la heterosexualidad abierta a la procreación? Hará falta el coraje de un nuevo D.H. Lawrence.

Juan Domínguez

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares