Cuentos góticos

Alba Editorial. Barcelona (2007). 541 págs. Traducción: Ángela Pérez

Sólo nueve relatos componen este extenso libro, todos largos; y algunos llegan a ser verdaderas novelas. Cabe encuadrar todos estos escritos -y no sólo por la época- como propios del realismo romántico. No tanto góticos, porque aun si hay misterio y terror en todos ellos, la autora no domina las riendas de lo incógnito convirtiéndolo en verdadero misterio. Y, con ello, el terror lo es menos: se queda en crueldad manifiesta. Demasiado realismo coherente para poder calificar el libro de gótico. Gaskell (1810-1865), hija y esposa de pastor de la Iglesia unitaria inglesa, se estableció en Manchester en los inicios de la revolución industrial, ambiente que utiliza en varias de sus obras; por ejemplo, Norte y Sur. De ambientación costumbrista y cuestiones morales son Mary Barton (1848) y Vida de Charlotte Brontë (1857).

En estos relatos no consigue poner de pie personajes y sitios, no crea, sino que relata una historia un poco al estilo rondalla. Será muy gustoso de leer a quienes les guste que les cuenten largas historias con mucho argumento, y no tienen o no se despierta en ellos la perspicacia que les llevaría a ver el final ya en las primeras páginas… Como hija y esposa de pastor unitario, desconoce la religión católica y sin embargo eso no le impide repetir los ataques tópicos y calumnias del momento. En La bruja Lois el ensañamiento es más que exagerado, ridículo.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares