Cuentos completos

Truman Capote

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (2004). 334 págs. 17 €.

A los veinte años de la muerte del escritor norteamericano, la editorial Anagrama culmina su “Biblioteca Truman Capote” con la edición en un único volumen de todos sus cuentos: veinte en total, la mayor parte editados en los libros “Un árbol de noche” y “Los perros ladran” (ver servicio 110/99). Se añaden en esta edición algunos cuentos no traducidos hasta ahora al castellano y otro inédito, que permiten leer en su conjunto una de las narrativas breves más interesantes del siglo XX. Porque si Capote alcanzó el éxito popular con “A sangre fría”, es sin embargo en sus relatos donde brilla esa rara perfección que caracteriza a su escritura.

Como escritor sureño, deudor de autoras como Carson McCullers o Eudora Welty, Capote cultiva una versión moderna de la literatura “gótica”, que combina elementos grotescos y religiosidad tradicional, junto con un toque sentimental que dulcifica en gran medida la crudeza de algunos de sus argumentos. En sus primeros cuentos, quizá los mejores, están ya contenidas las historias que repetirá siempre: gente venida a menos que necesita vender sus objetos de valor para poder sobrevivir, ya sean sus propios sueños o un abrigo de visón; la irrupción de algún niño o niña “extraños” en la convivencia infantil; las huellas de la guerra en el cuerpo y la mente de los soldados; la precariedad del amor y sus obsesiones. No faltan en esa primera época los relatos humorísticos, ni tampoco uno de los más famosos cuentos de terror: “Miriam”, la niña del pelo blanco que repele y fascina a un tiempo.

Con el paso de los años, la popularidad y una vida de excesos fueron agostando la creatividad de Capote y su producción cuentística. Pero aún brilló su genio en algunos relatos, como “En la antesala del paraíso” -la historia de la solterona que busca viudos recientes en los cementerios guiándose por las necrológicas-, pero sobre todo en los tres cuentos navideños (ver servicio 15/99), en los que rememora su niñez junto a su vieja tía, que con su simplicidad logra abrir la mente y el corazón del niño a las verdades elementales de la vida.

Truman Capote quedará, en la literatura norteamericana reciente, como un maestro en el arte de rememorar la nostalgia de la niñez, de desvelar la importancia reveladora de palabras y gestos en las relaciones amorosas y de llegar al lector de una forma directa y clara, generando una confianza inmediata que rara vez se rompe.

Pedro de Miguel