Coser y cantar

TÍTULO ORIGINALHow to make an American Quilt

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ediciones B. Barcelona (1996). 258 págs. 2.600 ptas.

La traducción literal -“Cómo hacer un quilt americano”- estaría más de acuerdo con el contenido de esta novela. Un quilt es un tapiz decorativo, cosido a mano, en el que pueden intervenir diferentes técnicas, según el material disponible. La confección de quilts es concebida en Estados Unidos como una tarea exclusiva de mujeres.

Utilizando como fondo este arte tradicional, Whitney Otto (California, 1954) ha elaborado con minuciosidad esta su primera novela, cuya versión cinematográfica se estrenará próximamente en España con el título Donde reside el amor. Antes de su boda, Finn Dodd viaja a Grasse, un pueblecito californiano donde vive su abuela. Allí conocerá a las ocho mujeres que forman parte del grupo de costura del pueblo. Una vez integrada en el grupo, Finn observa cómo cada una elabora su propio quilt, tomando como base su personal biografía.

Con una estructura novedosa, Whitney Otto alterna primorosamente la explicación de las diferentes técnicas de costura y las vidas, o mejor dicho los sentimientos, amores y desamores, de cada una de las mujeres del grupo. Pero, al igual que los retales de un tapiz, se trata sólo de breves episodios sueltos, referentes casi exclusivamente al matrimonio de las protagonistas.

La construcción de la novela es original, pero resulta empobrecida por el hecho de que ofrezca sólo una visión sesgada del matrimonio. Coser y cantar muestra siempre relaciones inestables, donde la concepción del amor está tergiversada, confundida con una especie de acompañamiento sentimental. Se entiende así que ninguna de las protagonistas sea feliz: todas parecen resignadas a vivir su matrimonio como un mal menor.

Pablo de Santiago

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares