Carta a cualquier amiga

Rosa Marina Errea Iribas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ediciones Internacionales Universitarias. Barcelona (1995). 134 págs. 950 ptas.

Páginas llenas de sensibilidad componen esta Carta a cualquier amiga. Rosa Marina Errea -esposa, madre y ama de casa- quiere compartir sentimientos, situaciones, desencantos, ilusiones… con otras mujeres -aunque no queda excluido el lector masculino-. La carta comienza “por la mañana”, analizando lo injusto y exigente que es el mundo con la mujer. Continúa “al mediodía” -después de un “sueñecillo para coger fuerzas”-, haciendo poesía de la existencia cotidiana de una mujer que valora las cosas pequeñas como “gotas de la vida”. Y “por la noche” acaba la carta, animando a las mujeres a conseguir un mundo más femenino, un “mundo maternal”.

Página a página, el lector se va convirtiendo en confidente y cómplice de la autora. Se nota que es un libro escrito por una mujer: rumiado por la experiencia y escrito con el corazón, con un estilo directo, personal e íntimo.

La autora confía más en el valor de los detalles que en las grandes reivindicaciones: si concediéramos -afirma- más importancia a estas “tonterías”, lograríamos un poco más de felicidad. Aconseja hablar a tiempo, lo cual evita gritar a destiempo. Y apuesta por la solidaridad y comprensión entre las mujeres. Resulta fácil hacerse amiga de Rosa Marina.

Pilar Guembe Mañeru

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares