Blues de los sueños rotos

RL's Dream

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1996). 296 págs. 2.400 ptas.

Blues de los sueños rotos cuenta la relación entre el músico Atwater Wise y Kiki Waters, joven administrativa de una oficina de seguros. Él es un anciano negro, enfermo de cáncer, que ha ido dando tumbos toda su vida. Ella, blanca, con trabajo y problemas con el alcohol, huyó de su familia y de la violencia sexual a la que la sometía su padre. Kiki recoge a Atwater de la calle y falsifica una póliza de seguros para pagar los gastos de la enfermedad. Atwater se recupera, vuelve a tocar blues y recobra su pasado, lo mismo que Kiki. En este proceso también desempeñan un importante papel los sueños, las pesadillas y alucinaciones que ambos sufren.

Este onírico recurso resalta la tensión de la naturaleza humana, su constante ir tirando de todo, lo presente y lo pasado, lo bueno y lo terrible. Sucede, sin embargo, que la mayoría de las veces el fardo es demoledor, agobiante. El lector puede pensar y sentir que el dolor es la única patria del hombre. Pero la novela también es un reflejo de la parábola del buen samaritano y subraya continuamente las cosas buenas que hay en cada uno, que no consiguen destrozar ni la dureza de la vida.

La mirada compasiva de Mosley delimita un panorama algo más alentador. Claro que la crudeza del mal se plasma en escenas terribles, como las de los abusos sufridos por la protagonista. Por otro lado, Mosley también quiere reflejar la deshumanización de la sociedad, especialmente en las grandes ciudades, donde los negros y los marginados son ejemplos vivos de abandono y dolor.

El autor ha escrito una novela compleja y atrayente, porque su estilo es muy poderoso. Cada uno de sus veintiocho capítulos avanza como una melodía, repitiendo los mismos temas y, a la vez, desarrollándolos. Con esta novela, Walter Mosley (Los Angeles, 1952) amplía el horizonte de sus cinco novelas anteriores, narraciones policíacas protagonizadas por Easy Rawlins, que le han dado fama e incluso alguna -El demonio vestido de azul- ha sido llevada al cine. Blues de los sueños rotos ofrece una vía de creación literaria y profunda más interesante, lo que la hace atractiva para lectores formados y conocedores de los recursos novelísticos.

Pedro L. López Algora