Bismarck

Pedro Voltes

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Palabra. Madrid (2004). 317 págs. 22 €.

Bismarck definió la política como el arte de lo posible y, a juzgar por sus logros, parece que sabía bastante bien de lo que hablaba. El “canciller de hierro” movió a su antojo los hilos de la política europea durante el siglo XIX, lo que explica su gran atractivo historiográfico.

Voltes recrea magníficamente el proceso de unificación alemana, el fruto más importante de la labor de Bismarck. Nadie mejor que él para asegurar la unión política de una multitud de Estados y otorgar el protagonismo a Prusia, después de los sucesivos enfrentamientos con Dinamarca, Austria y Francia. En la creación del II Reich, Bismarck demostró sus dotes de estadista y planteó la política internacional como una partida de ajedrez, controlando a sus enemigos y amigos a través de pactos y tratados. El sistema de equilibrio ideado por Bismarck resultó a la postre precario, precisamente porque necesitaba de la intuición y prospectiva de quien lo había ideado. El largo proceso de su desmoronamiento comenzó cuando dejó la cancillería por las desavenencias con el emperador Guillermo II y terminó con la I Guerra Mundial. Pedro Voltes realiza un contraste muy pertinente entre la Alemania que dejó Bismarck y aquella otra que salió malherida del Tratado de Versalles.

Pero junto a sus aciertos diplomáticos, en la política interior de Bismarck se vislumbran algunas sombras. Las actitudes laicistas y hostiles contra el catolicismo (la llamada “Kulturkampf”) escondían un doble propósito: llevar a cabo una unificación sentimental bajo el protestantismo y socavar el apoyo popular del “Zentrum”. Los primeros partidos socialdemócratas corrieron una suerte similar. Lo cierto, sin embargo, es que al final acabó ganándose el aplauso de los trabajadores a través del establecimiento del primer sistema de seguridad social del mundo.

Junto con la exposición de la “Realpolitik” bismarckiana, en esta obra se incluyen retazos muy interesentes sobre su vida familiar. Se trata, en definitiva, de una biografía completa que permite el acercamiento a un personaje tan decisivo para la historia de Europa.

Josemaría Carabante

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares