Aranmanoth

Ana María Matute

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Espasa Calpe. Madrid (2000). 191 págs. 2.500 ptas.

Novela sentimental ambientada en una imprecisa zona espacio-temporal que puede localizarse en algún momento de la Edad Media y en algún país europeo.

Aranmanoth, el protagonista de esta novela, es hijo de un modesto señor feudal y de un hada de las aguas. Tras una infancia solitaria en el castillo paterno, llega a éste una niña de su edad, destinada a convertirse en su madrastra. Durante la larga ausencia del padre, empeñado en guerras lejanas, los dos jóvenes crecen juntos y entablan una relación que traiciona sus respectivos deberes filiales y matrimoniales.

La obra es una historia de sueños, amores y desamores sobre fondo realista, aunque su tratamiento externo sea mágico-fantástico. Las descripciones ambientales, muy sugestivas, destacan por una gran sensibilidad para la percepción del paisaje. El estilo, cuidado y poético, evoca de modo expresivo el lirismo de los romances medievales sobre damas malmaridadas y románticos enamorados.

La veterana escritora ha creado una historia bonita, fácil de asimilar, bien escrita y que apela directamente al sentimiento para identificarse con el lector. La fuerza de la atracción que une a los personajes centrales idealiza la pasión y minimiza la responsabilidad, a base de omitir por completo detalles carnales referentes al inequívoco carácter físico de su intimidad.

Pilar de Cecilia