Antología poética

Giacomo Leopardi

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Pre-Textos. Valencia (1998). 203 págs. 2.500 ptas. Traducción: Eloy Sánchez Rosillo.

El segundo centenario del nacimiento de Giacomo Leopardi (1798-1837) ha propiciado la publicación, entre otros volúmenes, de esta antología, que ofrece veinte poemas de la breve obra (41 composiciones) de uno de los autores más importantes del Romanticismo italiano.

Sorprende el intimismo y la delicadeza de sus versos, la forma en que Leopardi convierte en materia poética un pensamiento, un instante o una sensación. Todo se expresa, sin embargo, con una voz universal y asombrosamente próxima al modo como se tratarían hoy esos temas (“Se fueron / tus días, dulce amor. Pasaste”). Tanto en sus poemas breves, alguno de extraordinaria intensidad, como en las largas tiradas de sus cantos, se encuentra una voz contenida y triste, derrotada por el paso del tiempo (“Ya se ha ido / el día festivo, y al festivo, el día / común sucede y va el tiempo llevándose / todo humano quehacer”) y por la naturaleza (“¡Oh Naturaleza! / ¿por qué engañas / de tal modo a tus hijos?”). Esos son sus temas; es decir, las grandes inquietudes de los hombres de toda época y condición. Por eso, sus versos llegan; por eso inquietan y, al tiempo, resultan familiares y duraderos.

Eloy Sánchez Rosillo, el antólogo de esta espléndida edición, revela la presencia de algunos versos de San Juan de la Cruz y Fray Luis de León en los poemas de Leopardi; sus coincidencias con otros de Bécquer o su influencia en Luis Cernuda. En suma, esta antología bilingüe, sencilla, con las aclaraciones justas y sin erudiciones de recargo, permite entender cómo vida y poesía se aúnan en la obra de Leopardi; y disfrutar de los versos de un clásico universal, vencido (téngase en cuenta) por la angustia y el dolor: “Hiel y tedio / la vida es nada más, y fango el mundo”.

Pedro L López Algora