Antología poética

Juan Ramón Jiménez

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alianza. Madrid (2002). Prólogo y selección de Antonio Colinas. 401 págs. 8,15 €.

Una nueva antología poética de la obra, por así decir, completa del Premio Nobel de Literatura en 1956, Juan Ramón Jiménez (1881-1958); esta vez a cargo del también poeta Antonio Colinas. El motivo e intención señalados de esta antología es: “para una iniciación a la poesía de Juan Ramón Jiménez”. Por tanto, no ha de extrañar que unas trescientas páginas, de las 400 que tiene el libro, se dediquen a los poemas primeros (primeros en sentido extenso: hasta 1918-1923), es decir, al modo y estilo más conocidos y característicos de JRJ.

Señala Colinas que en la muy extensa obra de JRJ, a pesar de los innumerables temas de que trata, hay una constante: su niñez, y su paisaje de Moguer. Habla de sus primeras lecturas de poetas románticos, de su primer viaje a Madrid (1900), introducción a los clásicos y a ciertos modernos y contemporáneos, conoce a algunos modernistas, y a Rubén Darío. Muerte de su padre, crisis nerviosa y estancia en sanatorios de Francia, lectura de sus simbolistas; en España va también a varios sanatorios, y estará al cuidado personal del Dr. Simarro, que tanto influirá con su filosofía y teología modernistas en las débiles ideas de JRJ. Pero Colinas no se adentra en este intrincado asunto del modernismo, y puede ser una razón por la que su selección de poemas de esta segunda época, la modernista, sea tan breve.

Divide Colinas en su prólogo la obra de JRJ en las cuatro etapas tradicionales, con una breve y clarificadora orientación para los que se inician en ella. Alude también a su relación e influjo sobre los poetas del 27. Y, tras su autoexilio en 1936, hace referencia explicativa a sus últimos y renovadores libros, o distintos, a la vez que a esta convicción de JRJ: “mi mejor obra es mi constante arrepentimiento de mi Obra”, convicción que es llevada a la práctica: nuevas versiones de poemas antiguos, en constante corrección, publicaciones muy posteriores a la fecha de escritura… Todo esto me excusa que haya dicho que esta antología está hecha -no puede ser de otro modo- sobre “la obra, por así decir, completa, de JRJ”.

Los poemas y fragmentos en prosa de la obra posterior -1936-1954- seleccionados por Colinas (las 100 páginas siguientes) invitarán o no al lector que se inicia a leer cada obra singular completa, tan distinta a la anterior, más conocida o más popular; y, tal vez, a penetrar en el importante tema del modernismo filosófico y teológico, tratado en mi obra Actitud modernista de JRJ, que Antonio Colinas cita en su bibliografía.

Pedro Antonio Urbina