Amores en la cuerda floja

Hasta la segunda mitad del siglo XX el amor era cuestión de poco ensayo, más bien de amplia literatura, por un lado, y considerable prosa cotidiana, por otro. Ahora hay muchos libros de ensayo sobre el amor y casi más sobre el llamado "desamor". Si la inflación, en términos económicos vulgares, es mucho dinero corriendo detrás de bienes escasos, es posible que algún escéptico concluya que vivimos en una época inflacionaria de amor. Dos libros recientes pueden arrojar ciertas luces sobre cómo apuntalar el amor entre dos.

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

John M. Gottman, profesor de psicología en la Universidad de Washington y co-director del Seattle Marital and Family Institute, tiene un reconocido prestigio en el campo de la orientación matrimonial y familiar. Su obra Siete reglas de oro para vivir en pareja (1) tiene un carácter eminentemente práctico, poco dado a reflexiones de fondo, aunque el planteamiento esté expresamente abierto a lo trascendente, ya que el autor es judío practicante. Se inscribe en el amplio número de títulos de marcado carácter divulgativo cuyo hilo argumental transcurre fundamentalmente a través de consejos, ejemplos y experiencias muy concretas.

El libro da comienzo con un análisis de las causas de las crisis matrimoniales, que, aun referido a los Estados Unidos, es aplicable a otros ámbitos geográficos. El autor considera que, si bien las separaciones y divorcios son un hecho con el que hay que contar, son evitables si aprendemos a identificar y corregir los factores que intervienen en una relación. La actitud que preside la obra es que no hay que centrarse en las dificultades u obstáculos, sino en los modos de solucionar y afrontar los problemas. A continuación desarrolla los siete principios básicos en los que cifra el desarrollo de la vida matrimonial: mejorar el conocimiento; cultivar el cariño y la admiración; acercarse al otro; dejar que tu pareja te influya; resolver los problemas solubles; salir del estancamiento; y crear un sentido de trascendencia.

Con toda su carga pragmática, la exposición es clara, amena y con sentido común. Aporta al lector un amplio elenco de recursos, aunque requiere cierta capacidad para asimilar tanta información y, muy posiblemente, seleccionar qué puede funcionar en cada caso. Sin embargo, algunas puntuales reflexiones del autor, incluso determinados consejos, desvelan cierto enfoque reduccionista del matrimonio en línea con la simple constatación sociológica. Así ocurre cuando busca la integración de la pareja al margen de los hijos, en la disyuntiva “mejor un divorcio pacífico que un matrimonio en guerra” o, también, en algunos comentarios sobre la sexualidad. Quizás la ausencia del sentido del compromiso matrimonial -que no es igual que una “relación” en pareja- explique por qué el libro deriva en algunos puntos concretos.

El libro será más útil para orientadores familiares y otros profesionales afines, cuyo sentido crítico les permita soslayar sus fallos y aprovechar lo mucho que de bueno contiene.

Aclarar algunos conceptos básicos sobre el amor es el objetivo del nuevo libro de José Pedro Manglano, Construir el amor (2). Su exposición es amable, cercana, con ejemplos, citas y resúmenes, al estilo de los libros de auto-ayuda. Pero sigue también cierta argumentación filosófica que puede costar: no es un simple recetario.

Primera y significativa precisión que hace: enamorarse, incluso estar enamorado, no es el amor por antonomasia. Hay diversas etapas y las explica: el amor-enamoramiento, el amor-tranquilo, el amor-crítico. Expone también en otro apartado las diferentes crisis -que no “desamor”- más habituales. Dedica un capítulo a los elementos que unen, sin olvidar el envoltorio de la voluntad, palabra hoy proscrita por los sentimientos, importantes, pero no únicos. Continúa con las enfermedades: victimismo, falta de respeto, celos, amar al “enamoramiento” en vez de la persona, etc. Y por último los reconstituyentes: la alegría, el ahora, el aquí, la amabilidad y la aceptación del otro. Un dato a tener en cuenta: el libro está enfocado no solo para cuando Juan no sabe si ama ya a Rosa, sino también cuando María no sabe si ama a Dios. Manglano es sacerdote y, sin ser el suyo un libro confesional, de moral o ascética, Dios está presente, incluso cuando no se le menciona. Por sus planteamientos, el libro está especialmente indicado para jóvenes.

Un libro como éste puede servir de orientación para saber de qué va eso de amar, de acuerdo al lenguaje que piden estos tiempos pero sin concesiones.

Isabel Herrera_________________________(1) John M. Gottman y Nan Silver. Siete reglas de oro para vivir en pareja. Plaza & Janés. Barcelona (2000). 286 págs. 2.750 ptas. T.o.: The Seven Principles for Making Marriage Work. Traducción: Sonia Tapia.(2) José Pedro Manglano. Construir el amor. Etapas, crisis y sentimientos. Martínez Roca. Barcelona (2001). 172 págs. 1.800 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.