Verano 1993

Verano 1993

TÍTULO ORIGINAL Estiu 1993

PRODUCCIÓN España - 2017

DURACIÓN 96 min.

PÚBLICOJóvenes

ESTRENO17/03/2017

GÉNEROS

GUIONISTAS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ganó en el Festival de Berlín el premio a la mejor ópera prima y arrasó en el Festival de Málaga, donde, de paso, confirmó que es la mejor película española del año. Estamos hablando de Verano 1993, la primera película de Carla Simón, una joven cineasta catalana que cuenta un duro episodio autobiográfico: la pérdida de sus padres a los 6 años, víctimas del sida.

La cinta es una lección de cine y de vida. Rodada con mimo, a la altura de los ojos y del corazón de una niña y sin caer, ni de lejos, en la sensiblería, el sentimentalismo o el dramatismo. Un alarde de contención, que no es, ni mucho menos, frialdad. Es un simple y desgarrador retrato de lo dura y al mismo tiempo esperanzadora que puede ser la vida de un niño cuando se enfrenta con la muerte.

Porque de eso habla Verano 1993: de la infancia y de la muerte, de los poderosos lazos familiares y del peso de la pérdida. Y habla con un radical realismo, con una naturalidad desnuda, con un verbo tan verdadero, tan humano, tan intenso que hace daño. Es lo que tiene rodar desde la vida misma. Sin artificios. Sin aderezos.

De la protagonista, Laia Artigas, podríamos escribir piezas enteras, pero es que su “hermana pequeña”, Paula Robles, no se queda atrás. El recital que dan estas dos pequeñas es increíble. Y la prueba del algodón es que consiguen arrancar las risas de unos espectadores que contemplan el drama con el corazón encogido y los ojos llenos de lágrimas.

Ana Sánchez de la Nieta
@AnaSanchezNieta

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares