A la deriva

TÍTULO ORIGINAL Open Water 2

GÉNEROS

DIRECTORES

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Director: Hans Horn. Guión: Dave Mitchell y Adam Kreutner. Intérpretes: Susan May Pratt, Richard Speight, Niklaus Lange, Ali Hillis, Cameron Richardson, Eric Dane. 90 min. Adultos. (XD)

Hans Horn, premiado realizador de publicidad y videoclips, debuta en la ficción con un “thriller” de bajo coste pero interesante planteamiento. Con la seguridad del interés que desató “Open Water”, de Chris Kentis, desarrolla un guión análogo, basado en un hecho tan real como escalofriante. Seis amigos pasan unos días en un yate de lujo, propiedad de uno de ellos. Lo que se presentaba como diversión y descanso, se torna tragedia, cuando se tiran todos al agua sin dejar preparada la escalerilla. Además, Amy, que tiene una secreta aversión al agua, ha dejado en el barco a su bebé, Sara.

Esta sencilla película atrae por el realismo de su trama y la empatía emocional que suscita. El espectador se siente como un personaje más, sobre todo por el uso acertado de una cámara al hombro que con frecuencia se introduce en el agua, y que da sensación de ahogo. La música y los silencios refuerzan la tensión y el dramatismo, como en el impresionante y desgarrador momento en el que comienza a llorar el bebé. En la fotografía predominan los colores neutros, fundamentalmente el azul, para aumentar el realismo.

A esto se le une un rápido y eficaz perfil de personajes, interpretados por rostros atractivos del cine y la televisión. Es interesante el reflejo de los caracteres -algunos llamativamente superficiales al principio-, las vivencias y los modos de evolucionar ante una situación extrema, sobre todo en la piel de Amy, a la que se le concede más protagonismo.

Aunque es una película dura por su fondo, no hace concesiones de forma y consigue un efecto catárquico positivo en el espectador.

Sofía López