Una vigilancia creciente

Aunque no siempre con la premura deseable, el Vaticano y las Iglesias locales han aplicado procedimientos para investigar y reparar los abusos cometidos, y para evitar otros nuevos. La respuesta de la Iglesia a las denuncias de abuso sexual por parte de sacerdotes y religiosos no siempre ha sido óptima. Lo han reconocido los tres últimos papas. Faltó, en ocasiones,

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares