Un premio para la mujer que luchó por su derecho a llevar una cruz al cuello

La Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada otorgó a la empleada de British Airways, Nadia Eweida, el Premio a la Defensa de la Libertad Religiosa en el Mundo. El galardón se entregó el pasado 10 de mayo, en el marco de la III Jornada de Libertad Religiosa, que tuvo lugar en el salón de grados de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Nadia Eweida es una cristiana copta del Reino Unido cuyo caso cobró especial relevancia cuando, el pasado enero, el Tribunal Europeo de Estrasburgo dictó sentencia a su favor en la demanda interpuesta a British Airways al haberla despedido por llevar una cruz en el cuello (ver Aceprensa, 18-01-2013). La aerolínea británica alegaba que llevar un crucifijo perjudicaba la imagen de la empresa. Sin embargo, los magistrados entendieron que no se respetó un “justo equilibrio entre, por un lado, el deseo de la demandante de manifestar su fe y poder comunicársela a los demás, y por otro, respetar la imagen de la marca”.

En la Jornada también participó Mons. François Xavier Maroy, arzobispo de Bukavu (R.D. del Congo), que ha sido uno de los principales defensores de la paz y los derechos humanos en la región de los Grandes Lagos. Mons. Maroy ha tenido que hacer frente a varias guerras civiles que han asolado la zona este del Congo, con graves represalias para la Iglesia. El prelado sigue denunciando la violencia y luchando contra la pobreza, el sida y otras enfermedades, asegurando que “la Iglesia es la única organización políticamente neutral que puede ayudar a todos a un futuro mejor”. Mons. Maroy explicó que las últimas guerras en Congo son provocadas por mercenarios como los del grupo “M23”, de los que se no se conocen con claridad ni sus fines ni sus fuentes de financiación.

En una sesión con periodistas, Nadia Eweida manifestó que el motivo de su conducta fue “vivir el primer mandamiento y mantenerse firme en este camino”. Mons. Maroy, ante una pregunta sobre cómo vivir el cristianismo con ejemplaridad, afirmó que no se trata de hacer cosas aparatosas sino de “cumplir la voluntad de Dios en cualquier momento”.

Por la tarde hubo otras intervenciones. Jorge López Teulón, postulador de la causa de los Siervos de Dios de la Provincia Eclesiástica de Toledo y de la Diócesis de Álava, dio una conferencia sobre los “Testimonios de perdón y de reconciliación de los mártires de la persecución religiosa española (1931-1939)”. El obispo de Getafe, Mons. Joaquín Mª López de Andújar, habló sobre “La libertad religiosa a la luz de la revelación y de la Doctrina Social de la Iglesia”. Un seminarista chino explicó la persecución a la Iglesia católica en su país y relató que “muchos sacerdotes de mi diócesis han sido encerrados, maltratados y han recibido torturas”. La doctora Soha Abboud Haggar, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, trató el tema de la “Situación de los cristianos en Egipto, Siria y el Líbano”; pidió “que se proteja verdaderamente la minoría cristiana en Oriente Medio”.

Los ejemplos de Nadia Eweida y de Mons. Maroy, entre otros, manifiestan la defensa del derecho de ciudadanía de los principios cristianos en el ámbito público y civil. Un derecho que es de justicia reivindicar tanto en sociedades occidentales, que se autodenominan tolerantes, como en otras donde la libertad religiosa está en la vanguardia de la reivindicación de los derechos humanos más fundamentales.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares