Más ayudas familiares para los empleados del Vaticano

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 57s.

La Santa Sede decidió conmemorar en la práctica el Año Internacional de la Familia y ampliar las medidas de previsión social en beneficio de sus empleados laicos que ascienden a 2.360 de un total de 3.400. Con este fin, el Papa aprobó el pasado 20 de enero unas “Normas de Previsión a favor de la Familia”, que superan en muchos puntos las políticas sociales de los Estados más avanzados.

Las normas, que entraron en vigor con fecha de 1 de enero, se refieren a diversos aspectos de política familiar como subsidios por el nacimiento o adopción de hijos, facilidades de horario en casos de maternidad o en caso de atención justificada a familiares minusválidos, ayudas a los gastos de educación.

A partir de ahora, por ejemplo, con motivo del nacimiento de un hijo los empleados vaticanos recibirán un cheque equivalente a dos tercios de su sueldo mensual. Si el parto es múltiple, la cifra se multiplica por el número de hijos. Si tanto el padre como la madre trabajan en el Vaticano, el cálculo se realizará sobre el sueldo más favorable. La baja por maternidad empezará tres meses antes del parto y terminará tres meses después, con sueldo íntegro. Se puede prorrogar hasta un año, recibiendo la mitad del sueldo. Entre otras medidas, durante el periodo de lactancia la madre se podrá ausentar del trabajo dos horas al día.

Por lo que se refiere a los gastos de enseñanza de los hijos, los empleados podrán deducirlos a la hora de calcular el rédito familiar, cantidad sobre la que se estima una asignación mensual por familia.

De estas medidas se beneficiarán los empleados de la Curia Romana, de la Ciudad del Vaticano y de los organismos que dependen directamente de la Sede Apostólica, entre los que figura Radio Vaticano y L’Osservatore Romano. De los dos mil trescientos dependientes laicos, la mayoría son varones: las mujeres ascienden exactamente a doscientas sesenta.

Según afirma una nota de la Oficina del Trabajo de la Sede Apostólica, “la Santa Sede, inspirándose en la doctrina social de la Iglesia, y a pesar de lo escaso de sus medios económicos, ha querido asegurar ayudas económicas a favor de las familias de sus colaboradores”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares