La supuesta tendencia de lo religioso a la violencia

La amenaza terrorista y el radicalismo islámico han centrado los debates sobre las implicaciones violentas que puede tener el compromiso con una fe religiosa. Desde hace tiempo existe una convicción arraigada que, sin diferenciar tradiciones religiosas ni admitir excepciones, relaciona necesariamente religión y violencia. Frente a esta tesis, otros autores creen que esa identificación no es acertada y que manifiesta un prejuicio antirreligioso que puede ser nocivo tanto política como socialmente. La historia confirmaría que la intolerancia y la beligerancia

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares