La Coca-Cola vuelve a Irán

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Contrapunto

La prensa más radical de Teherán sigue despotricando contra el “Gran Satán” americano y la “decadente cultura occidental”. Sin embargo, desde hace algunas semanas todos los periódicos publican por primera vez desde 1979 un anuncio de media página con el eslogan “Beba Coca-Cola”. Tras haber sido prohibida por la Revolución islámica hace catorce años como símbolo de una cultura aborrecida, la Coca-Cola vuelve triunfalmente a Irán. Ya a fines del año pasado entró en funcionamiento una fábrica ultramoderna que produce Coca-Cola auténtica bajo licencia suiza. Y el logotipo rojo y blanco de la bebida americana aparece cada vez en más comercios y en una flotilla de camiones de distribución. Para consuelo de los islamistas puros y duros, al menos no se trata de una bebida alcohólica. Ya sólo falta un nuevo Billy Wilder que, como en Uno, dos, tres, lleve al cine esta “Iran-Coca Connection”.

Ignacio Aréchaga

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares