Eugen Drewermann abandona la Iglesia católica

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 38s.

El 14 de diciembre, en declaraciones a la cadena de pública de televisión ARD, el teólogo alemán Eugen Drewermann anunció que ha abandonado la Iglesia católica. Lo hizo, dijo, el pasado 20 de junio, día en que cumplió 65 años. Desde mucho antes sostiene públicamente tesis contrarias a la doctrina católica, por lo que en 1991 se le prohibió enseñar en nombre de la Iglesia.

Nacido en 1940 y ordenado sacerdote en 1966, fue luego profesor de teología católica en la Universidad de Paderborn y, después de que su obispo le retirase la licencia, enseñó sociología y antropología en una facultad civil. En 1992 se le prohibió ejercer el ministerio sacerdotal.

Drewermann estudió psiquiatría y adoptó las teorías psicoanalíticas de Carl Gustav Jung (1875-1961), que empezó a aplicar a la fe cristiana. También está influido por la escuela de Rudolf Bultmann (1884-1976), quien no atribuía valor histórico al Nuevo Testamento. Una y otra corriente confluyen en el libro de Drewermann “Psicología de lo profundo y exégesis” (1988), donde resulta claro que su pensamiento había llegado a posiciones incompatible con la fe. En 1989 publica “Clérigos”, donde interpreta la vocación sacerdotal en términos psicoanalíticos y acusa a la Iglesia de practicar la represión de la sexualidad.

Después Drewermann siguió publicando libros y dando conferencias. Sus tesis fueron alejándose más de la fe y sus declaraciones públicas contra la Iglesia fueron haciéndose más contundentes. En el Katholikentag del año pasado dijo: “Para ser cristianos, hemos de dejar atrás la Iglesia católica. Es incluso posible que para llegar a Dios tengamos que dejar atrás el cristianismo”.

Un examen más detallado de las ideas de Drewermann se puede ver en Aceprensa 70/94: Julio de la Vega-Hazas, “La teología de Eugen Drewermann: La fe, pasada por la criba del psicoanálisis”.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.