Cardenal Kasper: “El Papa nunca ha hecho suya mi propuesta”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En una entrevista realizada por Raymond Arroyo para la cadena EWTN, el cardenal alemán Walter Kasper ha aclarado que el Papa Francisco nunca ha refrendado su polémica propuesta de admitir a la comunión –en ciertos casos y tras un período de conversión– a los divorciados vueltos a casar.

El febrero de 2014, durante un consistorio de cardenales celebrado con ocasión del Sínodo extraordinario de la familia, Kasper impartió –a petición del Papa– una ponencia de cinco capítulos sobre el tema “El evangelio de la familia”. Uno de los muchos temas que abordó fue el de la posible admisión a la comunión de los divorciados vueltos a casar. Kasper planteaba:

“A un divorciado vuelto a casar: 1) si se arrepiente de su fracaso en el primer matrimonio; 2) si ha aclarado las obligaciones del primer matrimonio y si ha excluido de manera definitiva volver atrás; 3) si no puede abandonar sin otras culpas los compromisos asumidos con el nuevo matrimonio civil; 4) si se esfuerza en vivir de la mejor forma posible el segundo matrimonio a partir de la fe y educar a sus hijos en la fe; 5) si desea los sacramentos como fuente de fuerza en su situación, ¿debemos o podemos negarle, después de un tiempo de nueva orientación (metanoia) el sacramento de la penitencia y después el de la comunión?”.

La “propuesta Kasper”, como fue bautizada rápidamente en los medios, dio lugar a especulaciones sobre un cambio en la doctrina y la praxis de la Iglesia en este asunto. Algunos católicos pensaron que como el Papa había invitado a Kasper a hablar en esa ocasión tan señalada, de alguna manera estaba respaldando su propuesta.

El propio Kasper lo dio a entender en una entrevista realizada en octubre de 2015 por Catholic News Service. Así se lo recuerda Arroyo en esta nueva entrevista de la EWTN. Y Kasper responde: “Bueno, yo no dije eso”.

Arroyo insiste: “Sí que lo dijo. Le cito: ‘Claramente esto es lo que quiere [el Papa]’”. A continuación, el cardenal aclara: “No, no aprobó mi propuesta. El Papa quería que yo plantease la cuestión a los cardenales (…). Pero yo no diría que aprobaba la propuesta. No”.

Respuestas a una pregunta

Kasper aclara también que su intervención “era una pregunta”, “no una propuesta”. Su intención –dice– era “plantear esa pregunta en un debate abierto”, no ofrecer una solución definitiva.

Las respuestas no tardaron en llegar. A unas semanas del Sínodo de 2014, numerosos cardenales y teólogos –entre otros, Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe– respondieron a Kasper que su hipótesis no era compatible con la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio.

El documento final del Sínodo de 2014 dejó claro que no había consenso en torno a este asunto. Pero la polémica ha seguido coleando en los medios, debido a que algunos obispos alemanes siguen empeñados en que el tema vuelva a ser tratado en el Sínodo ordinario de la familia, previsto para octubre de 2015. Ante esta ofensiva, católicos de diversos países han escrito al Papa durante estos últimos meses para que el próximo Sínodo reafirme con claridad las enseñanzas de la Iglesia en este punto (cfr. Aceprensa, 7-05-2015 y 26-03-2015).

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares