Cameron, un inesperado testigo religioso

El primer ministro británico David Cameron ha causado polémica al elogiar en dos ocasiones la contribución del cristianismo a la sociedad británica. En una carta publicada en el Telegraph, más de cincuenta personalidades del Reino Unido –casi todos ateos– le han respondido diciendo que el gobierno debería abstenerse de elogiar el trabajo de una determinada confesión para no ofender a nadie. Pero su idea de una sociedad plural, en la que el relativismo se presenta como una garantía para la

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares