Siria: Ambos bandos cometen crímenes de guerra

No hay solución militar al conflicto sirio. Un acuerdo político es el único camino posible para tratar de llegar a un acuerdo. Esta es una de las principales conclusiones del informe realizado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU tras dos meses de investigación y estudio de la situación siria. Así, este informe no refleja como solución al conflicto una posible intervención militar internacional. La Comisión de investigación, ha sido dirigida por cuatro juristas internacionales, dirigidos por el diplomático brasileño Paulo Sergio Pinheiro.

Por otro lado el Consejo de Derechos Humanos expone las continuas violaciones de los derechos fundamentales cometidas por ambos bandos: Bombardeos y asesinatos de civiles, reclutamientos violentos de menores para que luchen en sus bandos, torturas en las cárceles, desapariciones de personas que, tras haber sido arrestadas o secuestradas, fueron llevadas a paraderos desconocidos. Además acusa al ejército de Al-Asad de violar, amenazar y golpear a grupos de mujeres rebeldes.

Si bien es cierto que en ambos bandos se están cometiendo atrocidades, el informe refleja un abuso mayor de las tropas gubernamentales de Al- Asad. De hecho, en el periodo que se realizó este informe (entre el 15 de mayo y el 15 de julio), que se conozca, el ejército cometió ocho masacres de civiles frente a una de los rebeldes. Al ejército rebelde, entre otros muchos asesinatos, se le acusa de matar a un menor de quince años acusado de haber blasfemado y a un sacerdote católico. Actualmente el sistema judicial es inexistente. Se viola constantemente el derecho a la defensa y se obvia la presunción de inocencia. En definitiva el informe recoge crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad cometidos por las fuerzas progubernamentales y, en menor medida por los rebeldes, desde que hace 30 meses surgió el conflicto.

Los informadores culpan a los suministradores de armas, ya que alientan a ambos bandos a continuar la guerra dándoles ilusorias e irreales esperanzas sobre una pronta victoria.

Desde el punto de vista militar la situación, según advierten los informadores, se encuentra en punto muerto. Sin embargo destacan que en los en los últimos tres meses las fuerzas gubernamentales han retomado algunas de las áreas perdidas previamente. Además han consolidado su control sobre las regiones disputadas, en particular en Homs y Damasco, y con la excepción de la ciudad de Alepo que sigue estando en manos de los rebeldes, las fuerzas gubernamentales han reforzado su control sobre las ciudades y las zonas de importancia económica. A pesar de los esfuerzos de los grupos armados, las fuerzas gubernamentales poseen la mayoría de las posiciones militares estratégicas.

El informe no analiza el origen del ataque con gases químicos ni la entrega de dichas armas, ya que en el momento de la realización del informe carecían de los datos suficientes para valorarlo.

Por lo tanto cabe matizar que, cuando se expone en el debate internacional la necesidad de ayudar a unos u otros, hay que encuadrarlo en el marco de una guerra en la que ambos bandos violan los derechos fundamentales a diario.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares