Rusia en Siria o el arte de explotar la debilidad del adversario

Un año después del establecimiento de una coalición de 60 países, encabezados por EE.UU., para combatir al Estado Islámico (EI), no hay signos esperanzadores en el conflicto sirio. Pese a la campaña de bombardeos que “degrada”, pero no destruye a los islamistas, Siria tiene cada vez más los rasgos de un “Estado fallido”, en el que el gobierno no ejerce la autoridad sobre la mayor parte de su territorio. De hecho, se ha originado una partición de facto entre el

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares