Más ayudas para las familias en Alemania

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En busca de soluciones a la crisis de natalidad
Berlín. Los trabajadores en Alemania recibirán a partir del año que viene una ayuda estatal de hasta 14 meses en sustitución de su sueldo si deciden tomarse una excedencia laboral para dedicarse al cuidado de sus hijos recién nacidos.

Según aprobó el pasado viernes (29-09-2006) el Bundestag, la cámara baja del Parlamento, la nueva ayuda estatal la podrán reclamar tanto la madre como el padre del niño y ascenderá al 67% del salario, sin que pueda superar un límite de 1.800 euros mensuales. La cantidad mínima abonada será de 300 euros.

La nueva ley fue aprobada con los votos de la coalición de democristianos y socialdemócratas de la canciller Angela Merkel y entrará en vigor el 1 de enero de 2007. Antes, tendrá que ser aceptada también por los Länder en el Bundesrat (cámara alta), pero estos ya anunciaron que aprobarán la iniciativa.

La ayuda será abonada por 12 meses si toma la excedencia laboral sólo el padre o la madre. Sin embargo, se podrá prolongar por dos meses más si el otro miembro de la pareja decide también tomarse libres esos dos meses para hacerse cargo de los hijos. Las madres o los padres que eduquen en solitario a sus hijos pueden recibir también la ayuda durante 14 meses. De todas maneras, para tener acceso al nuevo subsidio no será necesario tomarse el año entero o los 14 meses, sino que se podrá solicitar también por menos tiempo.

Hasta ahora, el Estado abonaba ya por excedencia laboral una ayuda conocida como pago educativo, pero a ésta podían tener acceso sólo las familias de bajos recursos. La nueva ayuda se abonará con independencia de que los padres estén casados o no, y su cuantía se incrementará en un 10% por hijo adicional si en el hogar vive otro niño menor de tres años u otros dos o más hijos menores de seis años. El límite mínimo por hijo adicional será de 75 euros mensuales.

El nuevo subsidio es compatible con el resto de ayudas estatales, como por ejemplo la que se abona desde el nacimiento con un límite de 179 euros mensuales por hijo y que, independientemente de los ingresos de los padres, se pude recibir hasta que el hijo cumpla 25 años. Esta ayuda se paga mientras el hijo siga estudiando.

La ministra de Familia, la democristiana Ursula von der Leyen, habló de una decisión “histórica” y consideró que para los padres jóvenes es una señal de que la educación de sus hijos y la profesión son igual de importantes. “La nueva ayuda deja tiempo para que los padres lo pasen con sus hijos y los hijos con sus padres”, afirmó Von der Leyen, quien hizo referencia a que, según las encuestas, dos de cada tres mujeres jóvenes quieren compaginar una carrera profesional con ser madres y que dos de cada tres hombres jóvenes “quieren ser más educadores y no sólo alimentadores de sus hijos”. La ministra, de 47 años, es madre de siete hijos.

La ley recibió los votos en contra de la oposición parlamentaria formada por el Partido Liberal (FPD), el poscomunista Partido de Izquierdas y Los Verdes.

Estos consideran que el gobierno no se esforzó por crear recursos que faciliten el cuidado de los hijos después de la interrupción laboral. “¿De qué sirve recibir una ayuda por un año si después faltan plazas en las guarderías y faltan niñeras?”, objetó la diputada liberal Ina Lenke, justificando el rechazo de su partido a la medida.

Vicente Poveda____________________Ver también Las nuevas políticas pronatalistas en Europa y La influencia de la maternidad en la vida profesional.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares