El desencanto de la clase obrera

publicado
DURACIÓN LECTURA: 11min.
En algunos países ricos el auge del populismo coincide con la crisis de identidad de la socialdemocracia, cuyas nuevas causas tienen poco atractivo para sus votantes tradicionales. Llama la atención que un sector de la clase obrera se sienta más representado por partidos de derechas como el UKIP y el Frente Nacional que por los socialistas de toda la vida. Desde que Gordon Brown dimitió como primer ministro y líder laborista en 2010, los socialistas británicos han buscado secretarios generales –primero Ed Miliband y ahora Jeremy Corbyn– que lleven el partido más a la izquierda de donde lo situaron los tres mandatos de Tony Blair (1997-2007). El giro a la izquierda dado por Corbyn ha sido tan deci ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.