El capitalismo filantrópico sigue vivo

En EE.UU. no están mal vistos los millonarios, sobre todo si se han hecho a sí mismos. Pero también se espera que con sus iniciativas filantrópicas contribuyan a resolver necesidades sociales. Y de hecho muchas grandes fortunas así lo hacen. En esta línea va la reciente decisión de Mark Zuckerberg de donar a lo largo de su vida el 99% de sus acciones en la compañía. Pero en una época en que hay más conciencia del aumento de la desigualdad,

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares