EE.UU.: el voto joven mira a la web

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 56s.

Un reciente estudio realizado por “The Pew research center for the people and the press” (people-press.org), con sede en Washington cuyos resultados se publicaron el pasado 11 de enero, se preguntaba sobre los medios que los norteamericanos empleaban para seguir las elecciones. La televisión ocupaba el primer lugar, aunque con un leve descenso con respecto al año 2004, pasando del 42 al 40%. La radio se mantenía en cifras cercanas al 38%, mientras los diarios se mantenían en el 31%, pero después de bajar del 2000 al 2004, del 40 al 31%. La evolución más positiva es la de internet que pasa del 13% en 2004 al 24% en 2008.

La importancia de este último dato es mayor cuando se considera que la franja generacional más joven es la que elige preferentemente informarse a través de internet (el 42% de los ciudadanos entre 18 y 29 años). Este avance de la comunicación on-line no ha pasado desapercibido a los candidatos a la presidencia norteamericana. Todos están de acuerdo en que algo está cambiando en el modo de enfocar la comunicación política.

En las anteriores elecciones estadounidenses (2004), parte del protagonismo recayó sobre los weblogs que, según los analistas, tuvieron entonces y siguen teniendo hoy en día un papel relevante a la hora de introducir temas en la discusión pública. Ahora parece que hay una nueva estrella invitada: se trata de YouTube. Con apenas tres años de existencia, el conocido sitio de difusión de videos está liderando toda una revolución en la comunicación política. Hasta ahora era impensable algo como lo sucedido en Charleston el pasado mes de julio: un debate presidencial en el que cualquiera con acceso a una cámara -incluida la del móvil- podía plantear una pregunta a los entonces ocho candidatos demócratas.

Pero no es la única innovación: hay otras experiencias creativas que permiten decir que con la red se ha abierto un nuevo foro de discusión política. Además de la página techpresident.com, un sitio que examina cómo los candidatos usan la web y como la web los usa a ellos, es interesante la iniciativa scoop08.com, el primer diario nacional puesto en marcha por estudiantes universitarios. Por supuesto, on-line: agrupa a jóvenes de diversos estados y variados estudios, que escriben en este blog sus opiniones sobre los asuntos debatidos en la campaña presidencial. Se tratan todos los temas, desde la política fiscal, al cambio climático, pasando por la actitud ante la amenaza nuclear. Son ya más de 400 los estudiantes involucrados en esta iniciativa.

El sitio watchblog.com es un foro de debate on-line en el que discuten un buen número de editores de blogs norteamericanos. Con un diseño estructurado a tres columnas, las correspondientes a demócratas, republicanos e independientes, el blog es un auténtico parlamento para los blogers: cada uno presenta su opinión en un artículo y al poco de ser publicado surgen los comentarios (apoyos, críticas, matices…) de otros editores. Llama la atención la enorme cantidad de comentarios que genera cada uno de los artículos. También es destacable que, de cada uno de los autores, la página recoge un detallado perfil.

Imagen, transparencia, participación, cercanía y un rápido feedback: son los elementos sobre los que se apoyan los instrumentos de la llamada revolución digital, que, para muchos, está llamada a dar a la política un nuevo rostro.