El coronavirus y una enfermedad comunista

El coronavirus y una enfermedad comunista
Ahora que el coronavirus se extiende velozmente por China, es común recriminar a las autoridades locales, explicación que conviene claramente a Xi Jinping y su gobierno. Ciertamente, los dirigentes de Wuhan y su provincia tienen culpa, pero eso no indulta a Pekín. La epidemia revela un vicio del propio régimen, un defecto de fábrica de los sistemas comunistas. El premio

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares