Ramón Rodríguez
La película no es especialmente original en el tema pero tiene interés su punto de vista.
Buena versión, puesta al día, de la novela sobre el secuestro de un convoy en el metro de Nueva York.
La segunda entrega supera a la anterior al principio, pero acaba hundiéndose en un exceso de aparatosidad.
Película llena de tópicos sobre corrupción policial en Nueva York. Guión confuso salvado por la excelente interpretación de los dos protagonistas.
Esta pequeña y emotiva película va por libre y sin complejos, y dice alto y claro cosas sobre el influjo benéfico de la familia, la defensa de la vida del no nacido y la belleza de la fe cristiana.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.