Nikolaj Coster-Waldau
Un relato hábil, lleno de truculencias y depravación, con diálogos y modos de actuar de los personajes poco creíbles.
En la Tierra desolada por una guerra contra alienígenas se desarrolla una historia entretenida, visualmente espectacular, con Tom Cruise como rey de la función.
Película de terror nacida de la conversión a largometraje de un corto. El comienzo es trepidante, pero después la historia va perdiendo fuerza.
Nostálgico western bien escrito, dirigido e interpretado, que supone una buena incursión de la industria española en un género clásico de Hollywood. Cojea por la simplicidad de la trama y la falta de acción.
Siglo XII, Europa entera está inmersa en las Cruzadas para recuperar la Tierra Santa. Godofredo de Ibelin, caballero respetado por el rey de Jerusalén y comprometido con el mantenimiento de la paz en la región, emprende la búsqueda de su hijo ilegítimo, Balian, joven herrero francés que llora la pérdida de su mujer y su hijo. Godofredo convence a su hijo para que lo acompañe en su misión. Tras la muerte de su padre, Balian hereda sus tierras y su título de caballero en Jerusalén, ciudad en la que cristianos, musulmanes y judíos han conseguido convivir pacíficamente durante la tregua entre la Segunda y la Tercera Cruzada. Con una fidelidad inquebrantable, Balian sirve a su rey y, además, se enamora de la princesa Sibylla, la enigmática hermana del monarca.
Octubre de 1993. Soldados americanos de élite son enviados a Mogadiscio (Somalia) en una misión de paz de las Naciones Unidas. El fin se supone que es salvar vidas, no segarlas. Pero resulta que el principal objetivo de la misión es capturar al caudillo Aidid y acabar de raíz con la guerra. Al principio, todo parece ir bien, hasta que dos helicópteros Black Hawk, aparentemente invencibles, son derribados. Entonces la misión se convierte en una desesperada carrera para rescatar a la tripulación y a los soldados de tierra que han quedado atrapados o han resultado heridos en el accidente.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.