Michael-Leon Wooley

Tiana y el sapo

Disney vuelve a la animación tradicional con una película solvente desde el punto de vista técnico pero con un guión pobre y disperso.

¡Me ha caido el muerto!

Sin ser una película notable, esta comedia bienintencionada tiene aspectos interesantes, momentos divertidos y buenas interpretaciones.
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico los titulares de Aceprensa