Rian Johnson
Otro ágil y entretenido caso del detective Benoit Blanc, con un alto nivel visual e interpretativo.
Rian Johnson da en la diana con una película de corte clásico y un argumento que bebe en Agatha Christie.
El octavo episodio de la saga lleva el aliento de la trilogía original, con una certera realización y unas interpretaciones que destacan la hondura de los personajes.
Asesinatos en el pasado mediante una máquina del tiempo. Violencia abundante, pero también intriga y espectacularidad.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.