Pablo Álamo

Con el proceso de excarcelación de guerrilleros, el Gobierno colombiano tácitamente confía en una respuesta similar de las FARC. Sin embargo, la guerrilla más antigua de Latinoamérica no acepta ningún tipo de intercambio humanitario sin una zona de despeje para desenvolverse.