Juan Darío Cruz

Con el proceso de excarcelación de guerrilleros, el Gobierno colombiano tácitamente confía en una respuesta similar de las FARC. Sin embargo, la guerrilla más antigua de Latinoamérica no acepta ningún tipo de intercambio humanitario sin una zona de despeje para desenvolverse.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.