Juan Chapa
El manuscrito copto según el cual Jesús estuvo casado, es una falsificación moderna, dicen los últimos estudios publicados.
El fragmento de papiro que menciona a Jesús diciendo “mi esposa” tiene tan pocas líneas que no admite interpretación segura y, en cualquier caso, no prueba nada sobre hechos históricos, como advierte la misma descubridora.
En Jesús de Nazaret, Joseph Ratzinger ofrece este libro como expresión de su “búsqueda personal del rostro del Señor”, con el deseo de acercarlo al hombre y a la mujer de hoy.
Análisis
Nuevos estudios sobre la historicidad de los Evangelios

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.