Para conciliar mejor, mirar primero a las familias

Cuando se habla de promover la conciliación entre trabajo y vida familiar es fácil perderse en los motivos, ya que los implicados a menudo persiguen objetivos distintos. Ante este conflicto de intereses, acentuado en un contexto de crisis económica, el sociólogo Pablo García-Ruiz propone volver a las necesidades de los sujetos más débiles en este debate: las familias. ¿Qué dificultades encuentran para conciliar? ¿Cómo las afrontan? ¿Cómo quieren ser ayudadas? La conciliación no es un juego de suma cero, en

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares