Evitar la erotización de los menores

Diane Abbott, responsable de la oposición laborista para asuntos de salud pública, se ha propuesto arrebatar a los conservadores británicos el “monopolio” del debate sobre la erotización de los menores. El diario The Guardian adelanta algunos pasajes de una conferencia que pronunciará Abott ante las mujeres de la Fabian Society. El mensaje es claro: dejado a sus anchas y sin apenas regulaciones, el mercado está favoreciendo un clima de sexualización que degrada a los niños y margina a las familias.

Situada en el ala izquierda del Partido Laborista británico, Abbott denuncia “la erotizada publicidad; los estridentes videoclips; el moderno acoso online; las machistas letras de las canciones; y los sexualizados modelos de mujeres que a menudo se presentan en las películas”. “Se está imponiendo en nuestra cultura una visión distorsionada y alienada del sexo, alimentada por la mano invisible del mercado”.

Frente al auge de fenómenos como el “sexting” o el consumo de pornografía entre adolescentes, Abbott cree que reabrir el debate sobre la erotización de los menores (antes que ella lo hicieron los conservadores y los liberal-demócratas, cfr. Aceprensa, 10-07-2011) no es una cuestión negociable. Y por si alguien piensa todavía que su discurso es mojigato, aclara que su objetivo es apoyar a las familias a impulsar una visión de la sexualidad basada en la dignidad y el respeto.

“Debemos estar atentos para que los ordenadores y los móviles sean favorables a los niños, haciendo que los contenidos para adultos se filtren por defecto. Pero quizá lo más importante es que en todo el país, padres e hijos empiecen a hablar entre ellos sobre el sexo, la pornografía y las nuevas tecnologías”.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares