EE.UU.: los adolescentes necesitan un modelo adulto

Una investigación de la fundación norteamericana Carnegie, elaborada durante casi diez años, juzga que el tiempo que dedican los padres a sus hijos de 10 a 14 años -que, en Estados Unidos ha disminuido significativamente en las últimas tres décadas- es una importante clave para el futuro de 19 millones de adolescentes norteamericanos.

El estudio, elaborado por el Consejo Carnegie para el Desarrollo de la Adolescencia, lleva por título “Grandes transiciones: la preparación de los adolescentes para un nuevo siglo”. Los investigadores consideran este periodo tan importante como la infancia para el desarrollo de la persona, aunque hasta ahora -dicen- ha sido infravalorado.

En el informe se llama la atención sobre el tiempo, cada vez más corto, que los padres están con sus hijos, justo a una edad en que necesitan más de personas adultas para tomar decisiones o reflexionar. En los últimos 30 años ese tiempo ha disminuido un tercio. Por el contrario, la televisión está cada vez más presente y, dice la investigación, “puede limitar la reflexión crítica de los niños y estimular los comportamientos negativos”. En este sentido, el Consejo Carnegie recomienda una política laboral pública y privada que permita a los padres tener horarios de trabajo más flexibles. Otro problema mencionado es que más de la mitad de los adolescentes han pasado al menos parte de su vida en familias monoparentales, en la que la madre o el padre tienen menos tiempo para ocuparse de los hijos.

Los datos del informe reflejan una situación de emergencia entre los adolescentes norteamericanos: de 1985 a 1992 se ha duplicado el índice de homicidios entre los 10 y 14 años, al igual que el índice de suicidios juveniles (de 1980 a 1992); la tercera parte de los niños de 13 años ha consumido algún tipo de droga; antes de los quince años un tercio de los adolescentes ha tenido alguna relación sexual; el índice de embarazos no deseados entre las jóvenes de menos de quince años es el que más ha crecido de la población; y el 20% de los adolescentes viven en situación de pobreza.

Entre las recomendaciones, además de que los padres estén más con sus hijos, el consejo Carnegie llama la atención sobre las escuelas masificadas. Pide un esfuerzo para que los alumnos mantengan un contacto más personal con profesores y compañeros, de modo que puedan plantear sus problemas a los profesores.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares