EE.UU.: El “matrimonio gay” pierde cuando se somete a plebiscito

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Desde que una decisión del Tribunal Supremo de Massachusetts legalizó allí el “matrimonio” entre homosexuales, ya son 6 los Estados que han aprobado una enmienda a sus Constituciones para expresar que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer. El último ha sido Louisiana, donde la enmienda fue aprobada el 18 de septiembre en pleciscito por el 78% de los votantes. Los otros Estados son Missouri, Alaska, Hawai, Nebraska y Nevada.

Stateline.org -organización sin fin de lucro que publica información sobre la actividad política de los 50 Estados del país- ha actualizado recientemente la situación legislativa relacionada con las uniones entre personas del mismo sexo: prácticamente en todos los Estados ha habido movimientos desde sus últimas informaciones (ver servicio 66/04).

En estos meses, 11 Estados más han dado los pasos para que los ciudadanos voten enmiendas similares en las próximas elecciones de noviembre: Arkansas, Georgia, Kentucky, Michigan, Mississippi, Montana, Dakota del Norte, Ohio (con trámites pendientes aún), Oklahoma, Oregon y Utah.

Los partidarios de las uniones homosexuales tienen asumido que llevar este asunto a las urnas equivale a perder cualquier opción, de ahí que traten de evitar que los ciudadanos se expresen. En Arkansas, Georgia y Oklahoma han presentado demandas contra los textos, porque afirman que las preguntas están mal redactadas o que violan las reglas del referéndum. En Oregón diversas asociaciones de gays van a destinar 600.000 dólares en la campaña contra el sí.

Además de la enmienda constitucional, hay otras vías para fortalecer la definición de matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer -como la ley de Defensa del Matrimonio, de 1996, aprobada ya por 39 Estados; y leyes anteriores-. Entre los Estados con leyes de este tipo, cinco -New Hampshire, Ohio, Oklahoma, Utah y Virginia- han introducido reformas para tapar lagunas, por ejemplo, prohibir cualquier reconocimiento a las uniones legalizadas en otros lugares, como Vermont.

La última fórmula es la petición al Congreso. Alabama y Virginia siguen siendo los dos únicos Estados que han adoptado resoluciones no vinculantes para pedir al Congreso que apruebe una enmienda federal que prohíba el matrimonio entre homosexuales. Hace unos meses, 12 Estados estaban pendientes de aprobar resoluciones similares; ahora ya son 20.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares