Joanne K. Rowling

31.Dic.2012
Nada parecido a Harry Potter, sino una “Pequeña Dorrit” dickensiana pasada por la drogodependencia, la violencia doméstica y el sexo prematuro.