Universitarios adictos a Internet

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las universidades norteamericanas han entrado de lleno en la era informática. Hay ordenadores en las bibliotecas, en las Facultades, las Escuelas y en las residencias de estudiantes. Nadie duda de sus ventajas. Pero también empiezan a advertirse algunos efectos disgregadores, especialmente entre estudiantes: conectados durante horas a Internet, descuidan sus estudios, dejan de ir a clase y parecen más interesados en establecer relaciones a través de la red que en hacer amistades en el campus.

Algunas universidades quitan importancia al fenómeno. Sin embargo, otras están limitando el tiempo que sus alumnos pueden trabajar en los ordenadores del campus, o tratan de controlar el tiempo que dedican a los juegos informáticos y a los grupos de conversación introduciendo advertencias en los programas.

También se han formado ya grupos para aconsejar a los adictos a Internet. Uno de ellos es “Atrapados en la red” de la Universidad de Maryland. En esta Universidad los estudiantes sólo pueden estar un máximo de cuarenta horas semanales frente a las terminales de ordenador. Según una información aparecida en International Herald Tribune (23-V-1996), en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, los alumnos especialmente adictos a la red pueden solicitar que la propia universidad les corte el acceso.

Para Judith Klavans, directora del Centro de Investigación sobre el Acceso a la Información de la Universidad Columbia, “cada vez más estudiantes se están perdiendo dentro de Internet”. Incluso se han producido casos de estudiantes adictos a la red que han sido estafados a través del correo electrónico.

Pero el problema más extendido es que algunos universitarios dedican tanto tiempo a “navegar” que descuidan sus estudios, sus amistades y sus relaciones familiares. Algo que puede ser más peligroso para los alumnos del primer año: algunos declaran que el único lugar en el que pueden expresarse o relacionarse de forma adecuada es en un fórum electrónico, y llegan a pasar más de seis horas diarias conectados a la red.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares